viernes, 25 de julio de 2014

una última lección...





Enterarme que Bobby Womack vendría por nuestra tierra, después de conocer los graves problemas de salud que arrastraba, me supuso una verdadera sorpresa,
en realidad mucho mas...
lo consideré algo milagroso.

Dioses, El Gran Womack...
  hacía ya tanto tiempo que el mundo le había olvidado....

¿cómo es posible? 
que maestros tan valiosos se olviden
simplemente dejando de interesar...
 ¿cómo nos permitimos el lujo de prescindir de ellos como si fueran material obsoleto, 
simples trastos viejos para guardar?
dejando de aprender y asimilar sus enseñanzas, de disfrutar de sus lecciones de vida... 
 

...y si nosotros caemos en esa equivocación tan grande
¿por qué permitimos el error de que las nuevas generaciones no tengan la oportunidád de conocerlos desde el comienzo, desde que son unos crios?


Y sin embargo dejamos que sus mentes se llenen de basura artificial, de ¿música?, sin alma ni calor, solo productos vacíos y malsanos que no les aportará nada bueno, todo lo contrario les convertirá en marionetas grises iguales, clones unos de otros, sin una personalidád definida que conllevará a que cuando sean adultos, no tengan la capacidád de ver la vida y el mundo como es en realidád, con todas sus cosas buenas y malas.
Solo verán un lugar agresivo, frío y sin futuro...

Algunos o muchos de los que esten leyendo pensaran que exagero, que soy muy pasional con mis gustos, o símplemente que solo es una opinión, que puede ser errónea como muchas...
Sí, lo reconozco, 
es cierto que a veces no soy muy objetivo,
también confieso que lo que amo, 
lo defiendo a capa y espada,
 y admito que me equivoco y yerro tan a menudo,
 que no entiendo cómo aún no me he cansado de levantarme del suelo una y otra vez...

Pero me gustaría si me lo permites pedirte algo, 
aunque creas que estoy equivocado,y pienses que nada va a influir ni cambiar en el mundo o sobre tu vida el no conocer a este maestro...
 por favor, simplemente escucha, 
 deja que la voz de Bobby te narre y te hable de vida

permite que mientras lees mi relato o sin leerlo (no es importante) la sinceridád de Bobbie Womack te haga ver que la vida es un poco mejor de lo que pensabas antes de escucharle...y que cuando abandones esta página perdida entre millones de las que hay en la red,  su vóz y su magia te acompañen a donde vayas,para que puedan surgir en un mal momento...te aseguro que entonces verás lo verdaderamente valioso que és, sabrás reconocer que aunque te pareciera una parte muy pequeña y sin capacidad de influir en tu vida y en el universo que nos rodea, era una impresión equivocada, porque comprobarás cómo solo su voz y el rasgueo de su guitarra te darán el apoyo que necesitas en ese preciso instante, sus palabras te sacarán esa sonrisa que te falta, devolviendote un poco de esperanza.
Algo definitivamente salvador en esos momentos.

Pensemos por un momento en lo que esto significa, 
que una musica nos haga sentir tan bien, que logre que por dentro y en nuestra mente cambiemos nuestra actitúd, logrando un efecto sanador mucho mas eficaz que cualquier medicamento, una música que nos muestre que a pesar de todo lo malo, siempre hay una salida, enseñanzas melódicas que nos abran los ojos y nos vuelvan combativos con ganas de cambiar las cosas que no van bien...
Si con solo su música logra obrar todos esos cambios dentro de nosotros haciéndonos mejores individualmente, entonces estoy seguro que también contribuirá a cambiar el mundo.

Algo asi, con esa importancia, a los que nos dirigen, los que estan desde arriba gobernando y manejando nuestras vidas, no les interesa que los conocimientos y consejos de los maestros sean conocidos, ni divulgados, no quieren que aprendamos de ellos, maestros que nos orienten...
que nos enseñen por qué hay que pelear, luchar, reverlarse, protestar contra toda injusticia al mismo tiempo que reimos, bailamos y vivimos, maestros que nos enseñen que a pesar de todo lo malo, de todas las dificultades, hay que disfrutar de la vida, día a día, 

nó, reálmente no les interesa que aprendamos de ellos...
nos quieren dóciles, domesticados, sin actitúd combativa, 
"gente Ikea"

  Si escuchamos la voz que está sonando, nos damos cuenta de cual es la verdad, notamos en quien nos canta su sinceridád, adivinamos que no finge, lo hace sin artificios ni poses, poniendo toda su alma en intentar llegar hasta nosotros, sentimos que nos habla de experiencias propias, de una vida trazada en multitúd de caminos y carreteras, años y años de amor y pérdidas, de alegrías y tristezas, momentos dulces y muchos sinsabores, notamos y sentimos que lo que nos canta lo lleva grabado en el alma....
Dioses es reálmente reconfortante, escuchar a auténticos músicos que han vivido intensamente, que exprimieron la vida hasta la última gota con tal intensidád que es increíble que aún sigan hoy día, con fuerzas y pasión pateándose las carreteras, maestros que intentan que aprendamos junto a ellos, de sus aciertos y errores para que los apliquemos a nuestra propia vida...

Algo tan valioso y lamentablemente tan escaso en estos tiempos aciagos, en todos los campos, aunque en la música aún más, donde solo suenan cantantes maniqueos y artificiales, que lo han tenido todo hecho, que no les ha costado llegar a donde estan, que cantan experiencias que no han vivido, farsantes que no tienen ni idea de lo que hablan las letras que cantan,
¿cómo diablos pretenden intentar llegar hasta nosotros sin honestidád ni talento?
extendiendo sus nocibos mensajes que llegan hasta millones de personas 
sin capacidád para discernir entre lo bueno y lo malo, ni siquiera para rechazarlo, 
y todo porque desde pequeños no tuvieron la oportunidad de aprender a hacerlo.
Aceptan y consumen dócilmente todo lo que les ofrecen, a pesar de que les perjudica.

Si queremos que este mundo pueda ser algun día un lugar mejor, 
enseñemos a nuestros crios quienes son los verdaderos maestros,

enseñemosles a buscar, a investigar, a interesarse por lo que no está a la vista, 
lo que está oculto y es desconocido, porque allí escondidos es donde se encuentran los grandes tesoros
enseñemosles a diferenciar y a elegir lo que les hace bien, mas fuertes,
que no se dejen conducir como ovejas en un rebaño, aunque haya muchos que sí lo hagan,
que sepan que aunque algo o alguien no sea popular, que nadie conozca, no quiere decir que no sea bueno, 
sino que puede ser mejor,  incluso genial...
enseñémosles que lo famoso no es sinónimo de calidád ni tiene la garantía de legitimidád aunque esté apoyado por muchos seguidores, y venga avalado por las mejores críticas...
enseñémosles a ser diferentes con su propia personalidád y criterio...
que si algo les gusta y al resto nó,  lo defiendan con pasión,
enseñémosles que si algo no les gusta, lo expresen valientemente, sin verguenza o temor a sentirse excluidos  
y sobre todo...
enseñémosles a amar la mas honesta cara de las cosas





Cuando por fín me recuperé de la sorpresa, pegué un salto y me dirigí como una bala a comprar la entrada, mirando antes de salir un disco donde Bobby me sonreía desde la portada,


- por fin vamos a encontrarnos -le dije- ahora sí .
La cajera que me vendió la entrada me miraba como a un chalado, 
por como besaba aquel pedazo de papel que me costó 27´50 miserables euros.
Una llave para llegar al paraiso, que fue conseguida con otro trozo de papel llamado "dinero".
Cambié papel por vida...
Al llegar a casa, puse la entrada junto al disco, en un sitio de honor que tengo en un mueble donde están mis maestros mas importantes, junto a James Brown, Clarence Gatemouth Brown, Gil Scott Heron, Sly Stone...
y pinché el primer tema que escuché de Womack en mi vida...

Un chaval de Vallekas, que ponía Blues y Soul a todas horas en el machacado equipo de música, sonidos que se escapaban por la ventana de su habitación hasta la calle y se mezclaban con los sonidos del barrio, alguien al que los maestros y la autentica música le cambiaron la vida, haciéndolo sobrevivir.

Según pasaban los días, los iba tachando en el calendario, 

como un preso ansiando que llegara la deseada noche de libertad... 
Así fue hasta que un sábado de Junio, en el telediario del mediodía dieron una noticia que recibí como un directo a la mandibula:


El legendario cantante de Soul Bobby Womack 
muere a los 70 años



Dioses, no era posible, este tío era indestructible, había superado un monton de enfermedades graves y había vuelto a la carretera con una fuerza renovada increíble, tenían que estar confundidos, 
debía de ser una noticia errónea...


pero no fue así, el gran Bobby Womack había caido...
 se fue como los grandes, en el camino
llevando sus enseñanzas por el mundo.

El shock de la noticia me dejó paralizado sin saber que hacer, en la cabeza las reacciones fueron múltiples, intentando retroceder mentalmente el tiempo para que no ocurriera, sintiendo todos los estados de animo posibles, incredulidád, tristeza, enfado, egoismo
 (a tan solo 27 días del concierto)...
y al final llegó el enorme vacio interior, el mismo que sientes por cualquier persona de tu circulo mas cercano, familia y amigos, una sensación de perdida, de derrota,  
una tristeza tan profunda que me dejó tocado....

La noticia tuvo eco en los medios de comunicación por lo importante que era, pero el daño estaba hecho, no volveriamos a tener la oportunidád de darle las gracias por todo lo que nos enseñó...

Ese es el riesgo que se corre al olvidar a los maestros, con todo lo que nos podrían haber seguido aportando

A pesar de que se dice que el tiempo lo cura todo, no es cierto, transcurre muy despacio hasta que uno se rehace un poco por dentro, por mucho que pase, siempre quedará la huella que de quien nos fue fundamental en nuestra vida. El recuerdo no se me iba de la cabeza en ningún momento, día y noche lamentaba la mala suerte, y según se acercaba la fecha en que tenía que ocurrir al concierto, mas jodido me encontraba. Era como tener encima esa nube oscura e inoportuna que nunca termina de pasar, cuando estas tiritando recién salido del mar y maldices e imploras para que se quite de en medio y el sol te vuelva a calentar el cuerpo y el alma.

Una tarde, de las muchas que estuve escuchándole dentro del coche intentando llenar el vacío que me dejó,  con sus composiciones, se me ocurrió como una iluminación que el destino no me iba a joder dos veces y que la noche del concierto acudiría a mi cita con el maestro como fuera, 

estaría allí cumpliendo mi sueño. nada ni nadie me lo impediría.

 La noche del 24 de Julio llegó con una luna casi oculta 
y el cielo completamente iluminado de estrellas.
Justo a las diez en punto, salí de casa y me dirigí hacia el concierto. 
En la radio, Howlin Wolf me anunciaba aullando que iba a ser una gran noche...
Cuando llegué, el aparcamiento por suerte estaba vacío.
Hasta ese lugar suele acudir poca gente. 
Me bajé del coche, pillé una sidra, saludé a la montaña, bebí un largo trago, 
y con la entrada del concierto en la mano accedí hasta mi sitio, la mejor localidád posible.
Tumbado desde el techo de mi querido Frankie, comenzó por fin el concierto de mi vida...
El presentador anunció el comienzo del show...
y Bobby Womack apareció sonriendo desde el escenario del cielo...



y diablos¡¡¡¡ estaba allí arriba, reálmente, 
juro que no fue mi imaginación sugestionada 
o el resultado de una ingesta de sustancias psicotrópicas ilegales.
Poder verle allí, escuchando su increíble voz resonando en la veraniega noche, sintiendo su presencia, con toda su fuerza intacta, fue una de las mejores experiencias de mi vida. En ese momento me sentí reconfortado, el vacio por su pérdida desapareció por completo, supe con absoluta certeza que siempre seguiría aqui, acompañándome, acudiendo cuando lo necesitara, porque él al igual que todos a los que quisimos, siempre estarán a nuestro lado, me di cuenta de que son ellos los que nos fuerzan a sacar una sonrisa en el momento mas necesario, los que nos levantan la barbilla cuando tenemos la estima baja, son los que nos dan un abrazo reconfortante cuando sufrimos un mal revés , los que nos reconducen por el camino correcto y los que nos acompañan cuando nos sentimos solos...
El viejo maestro Womack me enseñó una última lección:

"Recuerda a los que quisiste y te aportaron vida y jamás se iran de tu lado"

Gracias Maestro Womack por estar siempre ahí, 
por cumplir con esa cita inacabada y sobre todo por enseñarme esa última lección 






 










“Surprise, Surprise (Acoustic)”
"Monologue (They Long To Be) Close To You"
"Everything Is Beautiful"

 

Todo es hermoso a su manera
como una estrellada noche de verano
o un nevado día de invierno

Todo es hermoso a su manera
Bajo el Cielo de Dios
Lo sé, lo sé, lo sé, tenemos que encontrar una manera

No hay peor ciego
como el que no quiere ver
No debemos cerrar nuestras mentes
Debemos dejar que nuestros pensamientos sean libres

Por cada hora que pasa
sabes que el mundo se vuelve un poco más viejo
Es hora de darse cuenta de que estaba envejeciendo

Todo es hermoso, hermoso
a su manera
y se pone mejor, mejor, mejor
todos, todos, todos los días

Todo es hermoso,
a su manera
y se pone mejor, mejor, mejor
todos, todos los días normales

No hay que preocuparse por la longitud de su pelo
o por el color de su piel
No te preocupes por lo que se muestra desde afuera
porque el amor vive en el interior

Vamos a conseguir todos juntos ahora
que todo salga bien
¿por qué no tomar un poco de tiempo para mirar el lado bueno del hombre?

Todo es maravilloso
y mejora, mejora, mejora
todos, todos, todos, todos los días

Todo es hermoso
a su manera, a su manera 
y puedo ver que está comenzando a mejorar....


video


























No hay comentarios:

Publicar un comentario